legumbres ecológicas

Mostrando todos los resultados (4)

  • Adzuki, ecológico, 500gr

    Adzuki ecológico 500gr

    La azuki es una legumbre muy apreciada en Japón, donde tradicionalmente se ha usado para fortalecer la función renal. Es muy rica en proteínas (21%), en vitaminas del grupo B y minerales. Además, tiene menos contenido en grasa que otros tipos de judías y es más fácil de digerir. En tratamientos que precisan un elevado aporte de energía yang, las azukis deben figurar entre los alimentos de base. Conviene no confundirla con la soja roja, que a simple vista parece similar pero en realidad no tiene las mismas propiedades.

  • Lenteja, pardina, ecológica, 500gr

    Lenteja pardina ecológica 500gr

    Se denomina pardina por tener una piel de color pardo, que no se desprende durante el cocido. Se trata de una legumbre apropiada para ser cocinada en diversos cocidos y sopas. El diámetro de la lenteja suele oscilar entre los 3,5 y 4,5 mm. Su pequeño tamaño hace que no sea necesario un largo periodo de remojo antes de ser cocinada.

  • Soja, blanca, ecológica, 500gr

    Soja blanca ecológica 500gr

    Es la variedad apropiada para harina o licuado de soja o tofu. Para licuarla es conveniente lavarla pues van algunos granos manchados de las hojas verdes que tienen las plantas al cosecharla.

  • Soja, verde, ecológica, 500gr

    Soja verde ecológica 500gr

    Su verdadero nombre es judía mungo y aunque no tiene nada que ver con la soja, es la legumbre más rica en proteínas después de ésta. Estrella de la cocina india, depara platos sabrosos y fáciles de digerir.

    Las judías mungo, que crecen en regiones cálidas, se cultivaron por primera vez en la India hace posiblemente más de 5.000 años. Con ellas se prepara una de las versiones del dahl, plato básico desde las faldas del Himalaya hasta Kerala, donde las judías mungo se mezclan con gachas de arroz (kanji).
    Existen muchas razones que explican su éxito. Su cultivo es rentable y sencillo, pues no exigen mucha agua, maquinaria agrícola ni grandes cuidados, y la cosecha llega rápido: en poco más de tres meses desde la siembra.