Infusión de manzanilla, menta y anís verde

Desde tiempos remotos el consumo de hierbas con fines medicinales ha sido utilizado para ayudar en la sanación de numerosas dolencias. Siempre existió, dependiendo del medio ambiente circundante, un curandero o ¨brujo¨ en las tribus indígenas que conocía los efectos curativos de las plantas. En diferentes culturas como la egipcia, hebrea o china siempre había un encargado de realizar curaciones aplicando las propiedades medicinales de las plantas.

 

Categoría: Etiquetas: , , ,

Descripción

La manzanilla contiene propiedades anti espasmódicas que ayudan a relajar los músculos lisos, como los de los intestinos y el estómago. Ha sido utilizada para tratar afecciones digestivas, tales como cólicos, gases, diarrea, calambres de estómago, indigestión y el síndrome del intestino irritable. Puedes beber infusión de manzanilla como una ayuda digestiva hasta cuatro veces al día entre las comidas, según sea necesario. Por su lado, el anís, el uso del anís como digestivo se remonta a la antigua Roma, donde se servían pasteles con sabor a anís después de las fiestas para beneficiarse de sus propiedades digestivas. Las semillas de anís controlarán totalmente la hinchazón y los gases. La dosis indicada de anís en casos de indigestión es entre 0,5 a 3 gramos semillas al día. La rica composición de la menta hace de ella una planta con importantes propiedades saludables para nuestro organismo, sobre todo para el aparato respiratorio y el digestivo. De hecho, tan sólo su aroma posee la cualidad de refrescar las vías respiratorias y, al mismo tiempo, de estimular el apetito.

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Infusión de manzanilla, menta y anís verde”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *